Donación de Médula Ósea o CPH

El trasplante de médula ósea consiste en la infusión de células precursoras hematopoyéticas o CPH (también conocidas como células madre) provenientes del propio paciente (Trasplante Autólogo o Autotrasplante) o de un donante (Trasplante Alogénico). En éste último caso, el donante puede ser Relacionado (hermano compatible) o NO Relacionado si no hay hermanos compatibles.

Quien requiere una donación es porque no posee un donante dentro de su grupo familiar, pues sólo un 25% de pacientes tiene un hermano/a compatible, por lo que es un desafío hallar un donante no emparentado.

Una personas que se inscribe como donante de CPH, queda registrada en el Banco Mundial de Donantes de Médula Ósea (BMDR por sus siglas en inglés) y forma parte de una base de datos mundial, por lo que puede donar CPH para un paciente de cualquier lugar del mundo. Encontrar un donante compatible es una labor compleja.

La donación de CPH es un acto voluntario, libre, gratuito y solidario

¿Qué son las Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH)?

¿Quién requiere un trasplante de médula con un donante no emparentado?

El proceso de Donación

Consta de dos instancias: la inscripción y la donación propiamente dicha.

Inscripción

Las CPH sólo se donan si hay alguien que lo necesite y tenga una alta compatibilidad con el código genético (HLA) de la persona donante

Donación

Es siempre importante recordar el valor de la donación

Preparándose para la donación
Técnicas de colecta de CPH
Donar más de una vez
El receptor y donante, ¿pueden conocerse y encontrarse?