Compromiso de todos

Acerca de nuestro sistema de trasplante y de por qué necesitamos ser donantes

Hoy, hablar de trasplante es referirnos a un aspecto de la salud que en nuestro país es gratuito y equitativo para todas las personas que lo necesiten, independientemente de las diferencias sociales que puedan existir. Un trasplante es una práctica médica que consiste en el reemplazo de un órgano vital o un tejido enfermo por otro sano. En nuestra provincia hay una gran cantidad de personas que necesitan un trasplante como última alternativa terapéutica para salvar o mejorar su calidad de vida. Hablar de trasplantes es también hablar de donantes.

La posibilidad concreta de realizar un tratamiento médico mediante trasplante de órganos y tejidos se habilita a partir del momento del fallecimiento de una persona donante. Ser donantes es un acto altruista, solidario… incluso de amor. Pero esta moneda tiene otra cara y es la del compromiso social. Ser donantes también significa aportar a la construcción de un sistema de salud que incorpora la práctica del trasplante a su rutina de trabajo, que protege tanto a los donantes como a los receptores y que asegura la cobertura gratuita para la totalidad del procedimiento de trasplante a todo ciudadano que lo necesite.

Para ser donantes hay que decirlo en voz alta, contarlo a nuestras personas queridas y expresarlo en un acta de manifestación de voluntad que emite el Ministerio de Salud a través del Centro Único de Donación, Ablación e Implante de Órganos y Tejidos (CUDAIO); de esta manera integraremos el Registro Nacional de Donantes que administra el INCUCAI a los fines de unificar el sistema de donación en todo el país. Esto significa que el donante puede beneficiar a personas de distintas provincias, contemplando su compatibilidad biológica, su edad y su estado de salud actual, entre otros indicadores.

En nuestro país esta es la manera de hacer bien las cosas en cuanto a la donación y el trasplante, y si algo podemos asegurar quienes trabajamos en este ámbito es que funciona. Pero es necesario que todos los ciudadanos formemos parte de esto y manifestemos nuestra voluntad de donación, para construir entre todos una sociedad donante.

¡Informate y expresá tu voluntad!