El HECA tuvo la mayor procuración de órganos y tejidos del país